La Masa de pizza forma parte de la comida favorita de muchas personas en todo el mundo. La combinación adictiva de una Masa de pizza de corteza deliciosa, salsa de tomate dulce y queso mozzarella salado seguramente complace incluso a los comensales más exigentes. Puedes preparar las pizzas en la comodidad de tu casa, incluso si no tienes suficiente tiempo para amasar la masa de pizza, puedes hacer uso de la mejor panificadora para que haga el trabajo de amasar, lo cual te puede ahorrar una cantidad de tiempo considerable.

Al igual que todos los alimentos, los tipos de pizza más procesados son a menudo más ricos en ingredientes poco saludables que los tipos de masa de pizza hechos en casa. Las pizzas congeladas y de comida rápida pueden contener ingredientes como conservantes, colorantes y grasas no saludables. Por ende es más recomendable preparar la pizza caseramente.

Si bien algunas pizzas aportan demasiadas calorías, grasas y sodio, aquellas hechas con ingredientes frescos y enteros pueden ser una buena opción. La pizza de estilo tradicional es un alimento relativamente simple, hecho con harina, levadura, agua, sal, aceite, salsa de tomate y queso fresco.

La pizza hecha desde cero, es decir, desde la masa de pizza, hasta los ingredientes que se le añaden extras en la parte superior; puede ser bastante saludable. Al hacer masa de pizza casera, el contenido de nutrientes se puede aumentar agregando coberturas densas en nutrientes como vegetales o fuentes de proteínas saludables como pollo a la parrilla.

masa de pizza italiana

Consejos para preparar una excelente masa de pizza

  • Asegúrate de que el horno está caliente: Si estás utilizando un horno estándar, lo ideal es elevarlo hasta 215 °C. También es importante que la superficie de cocción se caliente y se mantenga caliente. Una piedra para pizza, una rejilla para horno forrada con baldosas de cantera o incluso una bandeja plana volcada funcionará, siempre que les des tiempo suficiente para precalentar. Si tienes un horno a leña para pizzas, enciende el fuego de 45 minutos a una hora antes de comenzar a hornear.
masa de pizza con levadura
  • No uses masa de pizza fría: Saca la masa de pizza desde media hora a una hora antes de cocinarla para que pueda calentarse a temperatura ambiente. Esto ayudará a relajar el gluten, permitiéndote estirar tu pizza fácilmente sin sobrecargarla (lo que hace que la masa sea dura).
  • Usa una piedra para pizza o una bandeja: La forma más rápida de obtener una corteza crujiente y masticable es cocinar la masa de pizza directamente sobre una superficie caliente. Lo que se recomienda es que introduzcas la piedra para pizza en el horno, ligeramente enharinada de manera tal que la masa se deslice de inmediato. También puedes reemplazar la piedra para pizza con una bandeja para hornear o una bandeja para galletas volcada.
  • Estira la masa: Una vez que tu masa haya reposado y se encuentre a temperatura ambiente, será muy elástica y fácil de estirar con una textura ligeramente burbujeante. Deseas mantenerla así, por ende debes omitir el rodillo, que simplemente desinflará la masa y le dará una costra no deseada. Lo mismo ocurre cuando le das forma a la masa ‘acariciándola’ y presionándola (esto de igual modo, hará que se adhiera a tu superficie de trabajo). En su lugar, coloca la masa de pizza sobre una piedra para pizza enharinada o una superficie enharinada y usa los dedos curvos para jalar suavemente desde el centro para hacer una forma redonda u ovalada con una costra elevada en el borde, levantando para que la gravedad haga el trabajo de estirar la masa muy delgada. No te preocupes por hacer un círculo perfecto. Piensa en esas bellezas napolitanas con sus formas ligeramente irregulares y sus superficies burbujeantes.
masa de pizza sin levadura

¿Cómo preparar la masa de pizza casera?

Los ingredientes que necesitas para preparar la masa de pizza son:

  • Entre 2 a 2 1/3 tazas de harina de todo uso.
  • 1 paquete de levadura instantánea (2 ¼ cucharaditas).
  • 1 ½ cucharadita de azúcar.
  • 3/4 cucharadita de sal.
  • Entre 1/8 a ¼ de cucharadita de ajo en polvo y/o hojas secas de albahaca (opcional).
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • 3/4 taza de agua tibia.

Ahora, para la elaboración de la masa de pizza, debes seguir los pasos explicados a continuación:

1) Combina 1 taza (125 g) de harina, levadura instantánea, azúcar y sal en un tazón grande. Si lo deseas, agrega ajo en polvo y albahaca seca en este punto también.

2) Agrega aceite de oliva y agua tibia y usa una cuchara de madera para remover muy bien.

masa de pizza casera facil y rapida

3) Gradualmente agrega otra taza (125 g) de harina. Añade harina adicional en caso de ser necesario, revolviendo hasta que la masa forme una bola cohesiva y elástica y comience a separarse de los lados del tazón. La masa seguirá siendo un poco pegajosa, pero aún debe ser manejable con las manos.

4) Rocía generosamente un recipiente grande y limpio con aceite de oliva y usa un cepillo de repostería para cepillar los lados de recipiente.

5) Ligeramente espolvoréate las manos con harina y forma la masa de pizza en una bola redonda y transfiérela al tazón cepillado con aceite de oliva. Usa tus manos para enrollar masa de pizza a lo largo del interior del tazón hasta que esté cubierta de aceite de oliva, luego cubre bien el tazón con una envoltura de plástico y colócalo en un lugar cálido.

6) Permite que la masa se eleve durante 30 minutos o hasta que duplique su tamaño. Si tienes la intención de hornear la masa de pizza posteriormente al finalizar la preparación de ésta, se recomienda precalentar el horno a 215 °C en este punto para que haya alcanzado la temperatura una vez que tu pizza esté lista para hornear.

7) Una vez que la masa ha subido, usa tus manos para desinflarla suavemente y transfiérela a una superficie ligeramente enharinada y amasa brevemente hasta que esté suave (aproximadamente 3-5 veces).

8) Usa tus manos para trabajar la masa y formar un círculo de 12″.

masa de pizza facil y economica

9) Transfiere la masa a una bandeja de pizza forrada con papel pergamino y pellizca los bordes o dóblalos para formar una costra.

10) Rocía aceite de oliva adicional (aproximadamente una cucharada) sobre la parte superior de la masa de pizza y usa tu pincel de repostería para cepillar toda la superficie de la pizza (incluida la corteza) con aceite de oliva.

11) Usa un tenedor para hacer agujeros en todo el centro de la pizza para evitar que la masa burbujee en el horno.

masa de pizza esponjosa

12) Agrega los ingredientes deseados y hornea con un horno precalentado a 215 °C durante 13-15 minutos o hasta que los ingredientes estén dorados. Corta y sirve.

5/5 (1 Review)

Precio sujeto a disponibilidad. Actualizado en 2019-10-21